No hemos dejado de ser colonia.

El poder de las empresas multinacionales, a través del uso de la tecnología y del principio de desarrollismo, de la falsa idea del progreso y trabajo, avasallan contra los pueblos, la tierra y los recursos, con un único objetivo final: producir mas ganancias en el menor tiempo posible.

«Prefieres morir de cáncer o de sida, tu eliges. Esa es la libertad de elegir democraticamente.» Nos dice Hugo Blanco.

Interesante lo que cuenta sobre los mitos de megamineria, la agroindustria.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s