El miedo a la incertidumbe

Nos han educado para saber lo que queremos o mas bien nos han enseñado lo que deberíamos querer,  lo que deberíamos tener y ser en cada etapa de nuestras vidas. La rebeldía esta bien para los 15 años, el enamoramiento y la aventura, pero en la medida que vamos creciendo debemos tener certezas, pisos y techos, como si de eso se tratara el desarrollo de ir contestando preguntas.

Llega un momento que debemos saber que queremos estudiar, de que queremos trabajar, donde vivir, que hacer, con quien juntarnos, a quien amar. Ese afán de planificación esta tan interiorizado que lo aceptamos propio, en la medida que avanzamos vamos ganando «seguridades», un titulo, un trabajo, una casa, un coche, una pareja, un grupo de trabajo, nos fusionamos con el entorno y parecería que estamos tranquilos, estables, conformes. Ya sabemos

Quien sale de los parámetros normales socialmente establecidos, resulta un ser loco, no funcional, una descarriada. Y por ahí voy yo, transitando los margenes, tratando de desprenderme de cada certeza adoptada, cuestionándome cada respiro en mi existencia. Abandonando las respuestas dadas, la lógica humana capitalista del trabajo y la familia, de sedentarismo y pertenencia Contra esos parámetros elijo ir haciéndome caminos al andar, sorprendiendome cada día, sintiéndome de cada lado en el que estoy, haciendo cosas diferentes, con personas diversas, aprendiendo de cada vivencia, sin búsquedas encontrándome y reconociéndome amplia, desestructurada y libre para ser y hacer lo que desee..  Así95960_3ss me gusta, a la deriva, haciendo arte cada instante de la vida.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s